BOLIVIA PARAÍSO MOCHILERO…

como viajar, historias de viaje, Mochila, ruta mochilera, viajar, viajar barato, viajar con poco, Viaje

¿Que hace a unos lugares mejores para mochilear que otros?

La relación precio/valor.

Si juntamos lugares increíbles + Suramérica + alojamiento económico + transporte económico comida barata y variada + una cultura interesante. De esta combinación saldrá algo muy parecido a Bolivia.

Un amigo, mochilero experimentado, comparaba Bolivia con Nepal y otros países cercanos a los himalayas. Y a pesar de ser un destino ampliamente visitado por los mochileros europeos, pocos venezolanos la conocemos y definitivamente no es un destino que la mayoría de mis compatriotas escogería.

En Bolivia (en todos los lugares que visité) fácilmente puedes conseguir alojamiento (básico con ducha compartida) partiendo de los 20 bolivianos por persona (unos 3 USD) por noche. Y fácilmente puedes comer en los mercados un plato sencillo desde los 8 bolivianos (Poco mas de 1 USD).

Te podrías alojar en una habitación como esta, en un hostal de mochileros por unos 5 dolares por persona:

hostel 2

Te podrías comer algo como esto:

comida

IMG_20150122_195604

Los tours a distintos lugares cuestan menos de la mitad de lo que costarían en el muy comercializado y mercantilista vecino del norte, Perú.

Podrías visitar lugares como este:

IMG_20150123_125915

Las fotos arriba y abajo son del Salar de Uyuni, se visita en Tour de 1, 2, 3 o 4 días. El lugar que más me ha impactado en la vida, no entraré en detalles porque tendrá su propio post.

IMG_20150123_174222

O este:

IMG_20150124_095433

Bolivia es un país muy hermoso. Con una cultura distinta y sorprendente. Por eso, ahora que he llegado a Venezuela dedicaré varios post a ella. De todos los países que he conocido (que aún son pocos) este me ha resultado el mas impactante a nivel cultural. La sinceridad de la gente y las particularidades de la cultura son dignas de ser admiradas.

CÓMO SER MOCHILERO SIENDO VENEZOLANO Y NO MORIR EN EL INTENTO

CADIVI, como viajar, Mochila, mochilero venezolano., mochilero Venezuela, Nómadas, preparación viaje., viajar con poco, viajeros

En mis andanzas con mochila he conocido a unos cuantos compañeros nómadas o seminómadas, de diversas nacionalidades y culturas, abundan los argentinos (como el arroz en china). La cultura mochilera y del autostop está muy extendida entre ellos y es muy fácil encontrar una docena de argentinos mochileando en cada lugar que uno visita. En Venezuela esta forma de conocer el mundo ha ganado terreno poco a poco. Sin embargo los venezolanos nos enfrentamos a enormes obstáculos si queremos adoptar este estilo como forma de viaje.

Sin importar la concepción que cada uno tenga de lo que puede ser un viaje mochilero, a los efectos de este artículo me referiré mas bien a los viajeros: a aquellas personas que viajan por sus propios medios, sin adquirir paquetes de viaje o itinerarios planificados estrictamente, que desean tomarse su tiempo para conocer la cultura y la gente del lugar que visitan y que en definitiva y sin importar que sus posibilidades económicas les permitan distintos grados de comodidad, buscan conocer o aprender distinguiéndose del turista que simplemente consume.

Esta cultura de VIAJE no es común en Venezuela, a pesar de que por intereses económicos los venezolanos viajamos mucho. El primer obstáculo al que los viajeros/mochileros venezolanos nos enfrentamos es el control de cambio. En Venezuela las divisas están reguladas por el gobierno y solo podemos acceder a un cupo anual el cual se nos asigna al precio oficial que actualmente es de 6,3 Bs por dolar. Aunque es bastante accesible la mayor parte del cupo solo puede obtenerse mediante tarjeta de crédito. Y solo se puede acceder a la cantidad de 500 USD en efectivo por año. Como las tarjetas de crédito sólo las posee un 15% de la población, eso significa que el resto sólo puede utilizar 500 USD al año para sus proyectos de viaje.

El segundo inconveniente que se nos presenta es el hecho de que sólo podemos utilizar nuestras tarjetas de crédito en el extranjero previa solicitud comprobada y poseyendo un boleto aéreo de ida y vuelta desde y hacia Venezuela. Esto limita la fecha de nuestro viaje a un necesario principio y fin. O por lo menos limita el uso de nuestros recursos económicos a un periodo determinado. Si queremos utilizar las divisas que asigna el gobierno necesariamente debemos seguir estos pasos.

El tercero de los inconvenientes consiste en que solo podemos retirar 300 USD por mes en efectivo con nuestras tarjetas de crédito en el extranjero (en algunos casos inclusive menos), lo cual limita nuestras posibilidades de pagar bienes en efectivo. Y si has viajado alguna vez por tu cuenta debes saber ya que pagar en efectivo es la forma más económica de viajar. La mayoría de hostales no reciben tarjeta de crédito los restaurantes típicos (no turísticos) de cada lugar casi nunca lo hacen.

Es por eso que viajar con un presupuesto modesto proviniendo de Venezuela es difícil, muchos seguramente quieren hacerlo y es un verdadero reto. Más aún cuando los venezolanos viajan a veces con la única intención de traerse a Venezuela los dolares obtenidos legalmente y venderlos en el mercado negro (donde el dolar se cotiza diez veces por encima de su valor nominal). Sin entrar en discusiones sobre la moralidad del régimen cambiario, la finalidad de este post es iluminar a aquellos que necesitan hacer uso de su dinero para viajar realmente y que no están dispuestos a despilfarrarlo.

Mis consejos no van destinados al mochilero que se autofinancia durante largos viajes que en general duran meses o años. A ellos la experiencia les ha enseñado todo lo que necesitan saber. Sino más bien al viajero venezolano que quiere escoger como viajar. Sin guías ni paquetes turísticos. Así que si eres venezolano y superaste los inconvenientes anteriores aquí te van unos tips que seguramente te serán de gran ayuda:

1.- TU GRAN AMIGO EL SUPERMERCADO: Las grandes cadenas de supermercados aceptan casi cualquier tarjeta de crédito hasta por el más mínimo monto. Úsalas a tu favor, compra tus cenas o desayunos, Agua Potable, Frutas, cepillo de dientes y demás elementos necesarios. Esto realmente puede hacerte ahorrar efectivo en gran cantidad. En países como Perú se come realmente bien en los restaurantes que están dentro del supermercado (en Perú se come bien en todos lados) y comer allí un par de veces no te va a resultar un sacrificio.

2.- INTERCAMBIO: Si viajas con tus amigos o te alojas en casa de familiares ofréceles pagar sus gastos con tu tarjeta de crédito y que ellos te den el efectivo. Unos pocos dólares obtenidos así pueden ayudarte mucho a equilibrar los gastos del viaje.  No hablo de grandes cantidades, ni te planteo hacerlo con la intención de cometer un ilícito, piensa en cosas como la compra de comida o algunas noches de hotel u hostel.

3.- VIAJA CON EXTRANJEROS: Además de ser útil para poner en práctica el intercambio del que te hable antes. Viajar en grupo también ayuda a conseguir mejores precios en alojamiento, por lo que fácilmente puedes encontrar mejores precios en alojamientos que acepten tarjeta de crédito. No viajes en grupos de solo venezolanos, porque todos tendrán el mismo inconveniente con los pagos y el efectivo.

4.- PREGUNTA SIEMPRE PREGUNTA: Explica que necesitas pagar con tarjeta porque no posees efectivo ni forma de obtenerlo. En una ocasión pagué varios días de alojamiento realizando la compra del supermercado del dueño del hostal. Ya verás como comenzarán a aparecer las opciones. y esto sin mencionar las posibilidades infinitas que te brinda alojarte con amigos o hacer couchsurfing.

Recuerda que hay un viaje a la medida de cada viajero. Construye el tuyo!!!!

MITOS Y REALIDADES SOBRE VIAJAR

como viajar, mitos de viaje, preparación viaje., viajar barato, viajar con poco
Este post trata sobre algunos mitos, ideas fijas y creencias erróneas con las que frecuentemente me encuentro cuando me preguntan por mis viajes:
MITO # 1 Se necesita mucho dinero para viajar: Por alguna razón se nos ha enseñado a creer que viajar es excesivamente costoso, se nos inculca que es muy caro y que de un  modo u otro hay que ser rico para vivir viajando. La cruda realidad es que viajar es tan costoso o poco costoso como tus deseos y voluntad lo permitan y los viajeros experimentados dicen que es menos costoso de lo que uno piensa. Algunos aventureros han dado la vuelta al mundo con un presupuesto de 5 dolares por día. Otros trabajan para auto financiarse durante el viaje y están los que viajan con la familia. Opciones como hacer autostop alojarte con amigos o hacer couchsurfing podrían reducir tu costo de viaje por lo menos en la mitad.
Realidad: Lo cierto es que según tu modo de vida y necesidades requerirás más o menos recursos económicos para iniciar el viaje de tus sueños. Si provienes de un país económicamente desarrollado, Latinoamérica y Asia te resultarán ridiculamente baratas, pero te expondrás a una fuerte experiencia cultural ya que la calidad de vida es en muchos sentidos distinta, si por el contrario provienes de Latinoamérica necesitarás más dinero.
En mi criterio existen gastos de viajes que NO son negociables. Por Ej. Si toda tu vida soñaste con conocer la Torre Eiffel quizás no se justifique verla desde abajo para ahorrarte el costo de la entrada. O si trabajas como Chef no creo que puedas viajar cocinando tus propios alimentos sin probar los platos locales. 
Aquí lo más importante es que seas sincero contigo mismo y pienses en relación con tu deseo de viajar: ¿Si la oportunidad de viajar fuese ahora?, ¿En que condiciones viajarias?, ¿Cuanto dinero necesitarías para hacerlo?. ¿Estas dispuesto a trabajar, ahorrar, desarrollar algún proyecto para conseguir todo el dinero que necesitas en un tiempo razonable o deseas tanto viajar que estarías dispuesto a ajustar tu presupuesto?. Recuerda que si el beneficio o la experiencia obtenida va a ser mayor, entonces no es un sacrificio.
 MITO # 2 Viajar con poco dinero implica pasar trabajo: Como te dije antes pienso que dentro del viaje hay elementos negociables y elementos no negociables. Si el objetivo del viaje es conocer Machu Pichu, la entrada a la ciudadela es un factor no negociable. Cuando yo viajo considero la alimentación como un factor no negociable. Como lo que mas me gusta sin reparar en gastos. Casi siempre escogo probar la comida local en los mercados y siempre tengo curiosidad por aprender a preparar platos locales, así que esto no se convierte en un gasto excesivo ya que la comida local siempre es la más barata. Tengo amigos viajeros que han pasado días o semanas alimentándose exclusivamente de plátanos con el objeto de equilibrar su presupuesto y aunque los comprendo, al no ser un factor negociable para mi, si me viera en la necesidad de economizar lo haría en otros aspectos.
Realidad: Hay tantas formas de viajar como viajeros viajando: En caso que debamos realizar algunos ajustes establecer prioridades es la clave. Recuerda lo que te mencioné sobre gastos negociables y los que no lo son. En mi caso por ejemplo, ahorro al máximo en hospedaje pero manteniendo unas condiciones mínimas de comodidad, seguridad y limpieza. Utilizo eventualmente el couchsurfing pero lo hago por elección y no por necesidad. Ahorro en tecnología y ropa ya que me interesan mínimamente. No reparo por ejemplo en gastar en comida y entradas a lugares turísticos específicos.
MITO # 3 Determinados países son muy caros o imposibles de visitar:  Esta es una verdad a medias. Ciertamente visitar Dubai implica un gasto muy alto en un presupuesto modesto. Pero siempre hay alternativas. Tengo un amigo que visitó Dubai un par de días y pernoctó en el aeropuerto (ahorrándose los 320 USD que le costaba por noche del hotel mas económico). 
Realidad: Para destinos muy turísticos opta por ir en temporadas bajas. Para lugares excesivamente costosos opta por planificar muy bien tu viaje, limitar tu estadía y buscar ofertas o inclusive paquetes.

Para tus viajes en general aprende la regla de oro: En los países con un nivel de vida alto y no enfocados mayoritariamente al turismo (de aquí exceptuamos la mayoría de Europa) me refiero a países como Canadá o Australia por ejemplo, las opciones gratuitas de viaje como hacer couchsurfing o autostop tienden a ser excelentes. Investiga primero en los foros para asegurarte de no cometer algún hecho ilícito. Por ejemplo hacer autostop en las autopistas de muchos países está prohibido por obvias razones de seguridad.

Por el contrario en países menos desarrollados Ej. Suramérica (exceptuando quizás Chile y parte de Argentina) suele ser mejor pagar las opciones más económicas de transporte u hospedaje. En caso de emplear las opciones gratuitas es mucho mejor ir con más calma y atención. En países como Perú o México especialmente en sus zonas más turísticas te convendrá mucho más pagar porque ya está dentro de la cultura de la gente el vivir del viajero que los visita, aunque si te sales de la zona de turismo encontrarás gente increíble hospitalaria y acogedora.

Cuéntame: ¿Qué otros mitos crees que sean comunes en relación con los viajes?

UN VIAJE INTERIOR… ES MEJOR QUE CUALQUIER OTRO VIAJE…

cambios, como viajar, Mochilero, Nómadas, preparación viaje., viajar, Viaje, viajeros
¿Has viajado alguna vez a algún lugar al que sabes que quizás no volverás?
Por lo lejano del lugar, quizás por lo costoso o dificultoso del viaje. ¿Quizás porque tu destino es de difícil acceso o requiere de cierta preparación física?.
Algunas veces al iniciar un viaje se tiene la sensación de que el viaje que emprendemos se inicia en su momento justo, que están dadas todas las condiciones, a nivel interno y externo. Simplemente sientes que no pudo haber sido antes ni después. Y no estoy hablando de tomar un largo año sabático, puede que esto te pase en un viaje de solo un par de días o una semana. Simplemente vas sintiendo como la vida, tu ser interno, tu mente o como prefieras llamarlo te va acercando a esa experiencia que te va haciendo falta. Pareciera que el viaje nos ayudara a consolidar conocimiento y experiencia en muchos campos de la vida.
En muchas ocasiones nuestro viaje puede llegar a ser más interno que externo:
A mi me ocurre casi siempre con los viajes de montaña, que se convierten en la experiencia más oportuna para valorar la riqueza de mi hermosísima Venezuela y para tomar conciencia de lo dependientes que somo de las comodidades modernas. Los viajes a la montaña nos llevan a nuestras raíces, a nuestra esencia debido a que durante un tiempo solo satisfacemos nuestras necesidades más básicas y nos encontramos mas abiertos a observar lo que se encuentra fuera.
Con los viajes mas urbanos si somos algo sensibles también nos despojamos de los vicios y comodidades que arrastramos en la cotidianidad. También volvemos un poco a lo básico, ubicar donde comer y donde dormir y si somos lo suficientemente perceptivos veremos como esas necesidades artificiales se van alejando poco a poco y nos van devolviendo el espacio que han conquistado. Ese excedente de energía podemos usarlo para adquirir nuevas experiencias.
Yo no tengo idea de como será tu forma de viaje, si viajas en primera clase, vuelo charter o haciendo dedo, con maleta, mochila, con familia o sin ella, si viajas de fin de semana o por toda una vida. Pero te invito a dejar de ser un simple turista, deja de ser una persona que consume el viaje cual producto y permite que la experiencia de viajar te transforme. Abre tu mente a la posibilidad de compartir las costumbres locales. 
En la próxima entrada algunos tips de viaje en este sentido.
Aquí en el Tepuy Roraima (Venezuela) un viaje soñado por años.

 Lagunas de los Páramos Venezolanos (días de caminata y noches de frío para disfrutarlas).

Cuéntame lo que piensas. ¿Son tus viajes más internos que externos?