NÓMADAS INSPIRADORES

acróbatas del camino, cambios, historias de viaje, los viajes de nena, mochileros, Nómadas, nomadismo, Viajando por Ahí, viajar, Viaje, viajeros, Zapp
Existen miles de relatos inspiradores de personas que un día decidieron asomarse al mundo con otros ojos y adoptar el viaje como estilo de vida. He aquí algunos:
 
ACRÓBATAS DEL CAMINO: 
Los Acróbatas del Camino son un par de mochileros argentinos Juan y Laura que se conocieron viajando (Juan ya llevaba varios años en esas lides) se enamoraron y continuaron el viaje en pareja. Ambos tienen Blogs, un interesante proyecto educativo y además escriben libros sobre su experiencia. Como ellos mismos citan:
 “La vuelta al mundo a dedo comenzó en 2005 cuando Juan, cansado de su vida sedentaria, decidió tomar la libertad por asalto y lanzarse a los caminos del mundo como siempre había soñado, con su mochila y a dedo. Su intención era documentar la vida cotidiana de las culturas más remotas del planeta, conocer sus idiomas pero también sus cervezas, acampar en sus pueblos y demostrar que, más allá de las diferencias de raza, nacionalidad o religión, la hospitalidad es una virtud común a toda la humanidad…”.
ALBERTO CASALS: 
Una hermosa historia es la de Alberto quien con solo 20 años y en SILLA DE RUEDAS (si amigos en silla de ruedas)lleva viajando desde los 14 años. Para aquellos que se limitan a si mismos y no se animan a cumplir sus sueños es realmente muy inspirador conocer esta historia. Sobre su historia de viaje grabo un documental cuyas referencias puedes ver aquí.
 
ANIKO VILLALBA: 
Si eres mujer y te encantaría viajar pero no te animas por temor a hacerlo sola, este blog te puede resultar muy inspirador http://viajandoporahi.com/. Aniko Villalba es una autora que ha pateado medio mundo, mochila en mano y sin compañia. Actualmente acaba de editar su primer libro el cual puedes comprar aqui.
 
Y si piensas que las obligaciones familiares son ineludibles no puedes dejar de leer la historia de los ZAPP clic aqui. Una familia nómada recorriendo américa (sus cuatro hijos nacieron durante el viaje) y plasmando en papel sus historias. 
 
 


 
 



CÓMO SER MOCHILERO SIENDO VENEZOLANO Y NO MORIR EN EL INTENTO

CADIVI, como viajar, Mochila, mochilero venezolano., mochilero Venezuela, Nómadas, preparación viaje., viajar con poco, viajeros

En mis andanzas con mochila he conocido a unos cuantos compañeros nómadas o seminómadas, de diversas nacionalidades y culturas, abundan los argentinos (como el arroz en china). La cultura mochilera y del autostop está muy extendida entre ellos y es muy fácil encontrar una docena de argentinos mochileando en cada lugar que uno visita. En Venezuela esta forma de conocer el mundo ha ganado terreno poco a poco. Sin embargo los venezolanos nos enfrentamos a enormes obstáculos si queremos adoptar este estilo como forma de viaje.

Sin importar la concepción que cada uno tenga de lo que puede ser un viaje mochilero, a los efectos de este artículo me referiré mas bien a los viajeros: a aquellas personas que viajan por sus propios medios, sin adquirir paquetes de viaje o itinerarios planificados estrictamente, que desean tomarse su tiempo para conocer la cultura y la gente del lugar que visitan y que en definitiva y sin importar que sus posibilidades económicas les permitan distintos grados de comodidad, buscan conocer o aprender distinguiéndose del turista que simplemente consume.

Esta cultura de VIAJE no es común en Venezuela, a pesar de que por intereses económicos los venezolanos viajamos mucho. El primer obstáculo al que los viajeros/mochileros venezolanos nos enfrentamos es el control de cambio. En Venezuela las divisas están reguladas por el gobierno y solo podemos acceder a un cupo anual el cual se nos asigna al precio oficial que actualmente es de 6,3 Bs por dolar. Aunque es bastante accesible la mayor parte del cupo solo puede obtenerse mediante tarjeta de crédito. Y solo se puede acceder a la cantidad de 500 USD en efectivo por año. Como las tarjetas de crédito sólo las posee un 15% de la población, eso significa que el resto sólo puede utilizar 500 USD al año para sus proyectos de viaje.

El segundo inconveniente que se nos presenta es el hecho de que sólo podemos utilizar nuestras tarjetas de crédito en el extranjero previa solicitud comprobada y poseyendo un boleto aéreo de ida y vuelta desde y hacia Venezuela. Esto limita la fecha de nuestro viaje a un necesario principio y fin. O por lo menos limita el uso de nuestros recursos económicos a un periodo determinado. Si queremos utilizar las divisas que asigna el gobierno necesariamente debemos seguir estos pasos.

El tercero de los inconvenientes consiste en que solo podemos retirar 300 USD por mes en efectivo con nuestras tarjetas de crédito en el extranjero (en algunos casos inclusive menos), lo cual limita nuestras posibilidades de pagar bienes en efectivo. Y si has viajado alguna vez por tu cuenta debes saber ya que pagar en efectivo es la forma más económica de viajar. La mayoría de hostales no reciben tarjeta de crédito los restaurantes típicos (no turísticos) de cada lugar casi nunca lo hacen.

Es por eso que viajar con un presupuesto modesto proviniendo de Venezuela es difícil, muchos seguramente quieren hacerlo y es un verdadero reto. Más aún cuando los venezolanos viajan a veces con la única intención de traerse a Venezuela los dolares obtenidos legalmente y venderlos en el mercado negro (donde el dolar se cotiza diez veces por encima de su valor nominal). Sin entrar en discusiones sobre la moralidad del régimen cambiario, la finalidad de este post es iluminar a aquellos que necesitan hacer uso de su dinero para viajar realmente y que no están dispuestos a despilfarrarlo.

Mis consejos no van destinados al mochilero que se autofinancia durante largos viajes que en general duran meses o años. A ellos la experiencia les ha enseñado todo lo que necesitan saber. Sino más bien al viajero venezolano que quiere escoger como viajar. Sin guías ni paquetes turísticos. Así que si eres venezolano y superaste los inconvenientes anteriores aquí te van unos tips que seguramente te serán de gran ayuda:

1.- TU GRAN AMIGO EL SUPERMERCADO: Las grandes cadenas de supermercados aceptan casi cualquier tarjeta de crédito hasta por el más mínimo monto. Úsalas a tu favor, compra tus cenas o desayunos, Agua Potable, Frutas, cepillo de dientes y demás elementos necesarios. Esto realmente puede hacerte ahorrar efectivo en gran cantidad. En países como Perú se come realmente bien en los restaurantes que están dentro del supermercado (en Perú se come bien en todos lados) y comer allí un par de veces no te va a resultar un sacrificio.

2.- INTERCAMBIO: Si viajas con tus amigos o te alojas en casa de familiares ofréceles pagar sus gastos con tu tarjeta de crédito y que ellos te den el efectivo. Unos pocos dólares obtenidos así pueden ayudarte mucho a equilibrar los gastos del viaje.  No hablo de grandes cantidades, ni te planteo hacerlo con la intención de cometer un ilícito, piensa en cosas como la compra de comida o algunas noches de hotel u hostel.

3.- VIAJA CON EXTRANJEROS: Además de ser útil para poner en práctica el intercambio del que te hable antes. Viajar en grupo también ayuda a conseguir mejores precios en alojamiento, por lo que fácilmente puedes encontrar mejores precios en alojamientos que acepten tarjeta de crédito. No viajes en grupos de solo venezolanos, porque todos tendrán el mismo inconveniente con los pagos y el efectivo.

4.- PREGUNTA SIEMPRE PREGUNTA: Explica que necesitas pagar con tarjeta porque no posees efectivo ni forma de obtenerlo. En una ocasión pagué varios días de alojamiento realizando la compra del supermercado del dueño del hostal. Ya verás como comenzarán a aparecer las opciones. y esto sin mencionar las posibilidades infinitas que te brinda alojarte con amigos o hacer couchsurfing.

Recuerda que hay un viaje a la medida de cada viajero. Construye el tuyo!!!!

UN VIAJE INTERIOR… ES MEJOR QUE CUALQUIER OTRO VIAJE…

cambios, como viajar, Mochilero, Nómadas, preparación viaje., viajar, Viaje, viajeros
¿Has viajado alguna vez a algún lugar al que sabes que quizás no volverás?
Por lo lejano del lugar, quizás por lo costoso o dificultoso del viaje. ¿Quizás porque tu destino es de difícil acceso o requiere de cierta preparación física?.
Algunas veces al iniciar un viaje se tiene la sensación de que el viaje que emprendemos se inicia en su momento justo, que están dadas todas las condiciones, a nivel interno y externo. Simplemente sientes que no pudo haber sido antes ni después. Y no estoy hablando de tomar un largo año sabático, puede que esto te pase en un viaje de solo un par de días o una semana. Simplemente vas sintiendo como la vida, tu ser interno, tu mente o como prefieras llamarlo te va acercando a esa experiencia que te va haciendo falta. Pareciera que el viaje nos ayudara a consolidar conocimiento y experiencia en muchos campos de la vida.
En muchas ocasiones nuestro viaje puede llegar a ser más interno que externo:
A mi me ocurre casi siempre con los viajes de montaña, que se convierten en la experiencia más oportuna para valorar la riqueza de mi hermosísima Venezuela y para tomar conciencia de lo dependientes que somo de las comodidades modernas. Los viajes a la montaña nos llevan a nuestras raíces, a nuestra esencia debido a que durante un tiempo solo satisfacemos nuestras necesidades más básicas y nos encontramos mas abiertos a observar lo que se encuentra fuera.
Con los viajes mas urbanos si somos algo sensibles también nos despojamos de los vicios y comodidades que arrastramos en la cotidianidad. También volvemos un poco a lo básico, ubicar donde comer y donde dormir y si somos lo suficientemente perceptivos veremos como esas necesidades artificiales se van alejando poco a poco y nos van devolviendo el espacio que han conquistado. Ese excedente de energía podemos usarlo para adquirir nuevas experiencias.
Yo no tengo idea de como será tu forma de viaje, si viajas en primera clase, vuelo charter o haciendo dedo, con maleta, mochila, con familia o sin ella, si viajas de fin de semana o por toda una vida. Pero te invito a dejar de ser un simple turista, deja de ser una persona que consume el viaje cual producto y permite que la experiencia de viajar te transforme. Abre tu mente a la posibilidad de compartir las costumbres locales. 
En la próxima entrada algunos tips de viaje en este sentido.
Aquí en el Tepuy Roraima (Venezuela) un viaje soñado por años.

 Lagunas de los Páramos Venezolanos (días de caminata y noches de frío para disfrutarlas).

Cuéntame lo que piensas. ¿Son tus viajes más internos que externos?